Los retratos del LSD

Durante el experimento casero podemos ver cómo se va construyendo una divergente perspectiva del sujeto.

Los intentos por plasmar o recoger lo vívido durante un viaje alucinógeno o psicotrópico no son algo novedoso; las experiencias de Walter Benjamin con Haschisch en compañía de varios amigos médicos, o las historias etílicas de Faulkner y Hemingway son algunos ejemplos.

Sin embargo, el usuario Whatafinethrowaway (en Reddit) le pidió a una de sus amigas algo diferente; la creación de una serie de autorretratos que graficaran los efectos de la dietilamida de ácido lisérgico (LSD) en su cuerpo. El resultado del experimento casero es un paso a paso en la construcción de una divergente perspectiva del sujeto y su transformación perceptiva.

Ahora bien, viajar y dibujar o escribir simultáneamente rasgos coherentes entre tanta inconsistencia, resultan algo remarcable, ya que no muchos se atreven a pescar sus recuerdos entre un mar de locura.

Es importante tener en cuenta que las experiencias sensoriales atribuidas a una droga suelen variar según el individuo, lo que convierte a este experimento en un reconocimiento válido, psicológicamente hablando, para la autora y en algo que no puede sobrepasar el goce estético para todos los demás.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s