Un ratón con agallas

El año 1992 puso sobre la mesa la evasiva discusión que pretendía colocar el cómic a la altura de la literatura. MAUS,  la obra cumbre de Art Spiegelman gana el premio Pulitzer y con esto logra, para la gloria de muchos, darle la importancia que el cómic venía reclamando desde hace un buen tiempo.

MAUS se constituye como la piedra angular que define y da forma a un género en nacimiento denominado Novela Gráfica. Si bien el término fue acuñado años atrás por Will Eisner (Contrato con Dios, The spirit), es con Spiegelman que se le da sentido total. Mientras que el enfoque del primero consiste en un pensamiento eminentemente editorial, Spiegelman al igual que sus sucesores conciben la obra en su extensión desde un principio además de sacar al cómic del letargo ocasionado por el comics code[1] en los años cincuenta.

Art Spiegelman con su obra logra recoger una tradición que marca sus inicios en los periódicos americanos del principio del siglo XX, y que a la hora de determinar una historia del cómic, resultan casi olvidados. Pero sin duda quienes más marcaron su estilo y concepción del noveno arte fueron los cómics de la revista MAD y los no menos famosos crime stories, principales perseguidos por la ley norteamericana.

MAUS narra la historia de Vladek y Anja, los padres de Art, quienes vivieron en primera persona los horrores de los campos de concentración. Lo que separa realmente la obra de Spiegelman de toda la literatura sobre el holocausto es en primer lugar el formato seleccionado para narrar: a excepción de una historieta de escasas dos o tres páginas que menciona sutilmente el holocausto nazi, nadie se había atrevido a utilizar el cómic para representar los horrores de la gran guerra. Como segundo elemento, la decisión de canalizar el absurdo de la persecución de los judíos con un elemento metafórico que resulta siendo de un sentido universal: dibujar a los alemanes como gatos y a los judíos como ratones.

Si después de haber leído uno de los pesos pesados del género del cómic como lo esMAUS aún quedan dudas de su importancia y el lugar bien merecido como género literario, habrá que pensar entonces nuevamente aquello que se merece o no estar dentro de dicha categoría. Poco de MAUS es lo que contiene este escrito, no porque sea poco lo que se pueda decir sobre la obra, sino porque tal y como me sucedió deseo que usted, querido lector, disfrute del goce estético de su lectura y que sea por cuenta propia que juzgue al cómic, la novela gráfica, como literatura.

Por: Daniel Bohórquez 

 ——————————————————————————————————

[1] El comics code fue una medida tomada por el gobierno de los Estados Unidos donde se acusaba al cómic de ser una mala influencia para los jóvenes, incitándolos a malas conductas. A partir de entonces, los cómics pasan por un comité de censura de su contenido y sus temáticas se vuelven light.

Publicado en: Revista Lexicalia No. 2. Mayo de 2014. Universidad del Valle. Cali, Colombia.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s