Fritz Kahn: El cuerpo humano como un mundo industrializado

Censurado en la Alemania nazi (Kahn era un Judio prominente), escapó de Alemania y tras una serie de viajes a través de Europa y el Medio Oriente, finalmente se estableció en los EE.UU, donde fue capaz de publicar dos libros: Unser Geschlechtsleben (nuestra vida sexual) en 1935 y Der Mensch und gesund krank, Menschenkunde (Hombre en estructura y función), una destilación de Das Leben, en 1940.

Aunque bien vendida, su obra no obstante, fue muy criticada: “La característica más notable de la publicación consiste en sus 461 ilustraciones bien reproducidas, muchas de las cuales son muy imaginativas y la mayoría son instructivas en un grado poco común”, pero la crítica también dice “a veces, sin embargo, el deseo de originalidad ha llegado a extremos casi absurdos” (de The Quarterly Review of Biology).

A su regreso a Europa, en la década de los 50’s, tuvo menos suerte y su trabajo fue progresivamente perdiendo popularidad. Casi olvidado y tras su muerte en 1968 ha sido re-descubierto sólo cuarenta años después dada su particular forma de concebir al cuerpo, la esencia y el movimiento. Sus ilustraciones dan cuenta del determinismo imperante en su contexto, una constante necesidad de explicación funcional del hombre y las leyes que le rodean.

El hombre como refinada muestra de ingeniería (una alegoría divina o hereje según quien le mire). Kahn sorprenderá a sus espectadores con fascinantes y detallados procesos técnicos, que si bien no cuentan con fidelidad científica alguna, si logran explicar de forma estricta sus funciones en conjunto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.