Ética para artistas

“Sinite parvulos a me, venite!”, hemos de decir: sin asco o remordimientos: sin prejuicios, sin homofobias o  xenofobias o teratofobias: reconozcámosles paternidad y otorguémosles honesto beso sobre su frente ahíta de cicatrices y varicela, sobre sus miembros retorcidos de poliomielitis… en su sangre blanqueada por el VIH…   En fecundas y afortunadas ocasiones el artista […]