Remedios Varo

Ética para artistas

  1. En fecundas y afortunadas ocasiones el artista deviene en su obra, y ésta, en concordancia con el momento meteórico de su eclosión, se erige ante un mundo expectante, más como espejo que tótem. Entonces debe ante todo reflejarlo nunca, pero nunca, fidedignamente. De otro modo se incurriría en  pecado abominable por su parte, cuyo imperativo debe encauzarlo, primeramente, a ser fiel a sí mismo: lograr en su persona y vástagos la forma, técnica y contenido, interpretación y emergencia de cualquier otra descendencia futura, independientemente del éxito, fracaso, entendido y malentendido que suscite. Forzar el sentido de la corriente es suicida.

    2. “Sinite parvulos a me, venite!”, hemos de decir: sin asco o remordimientos: sin prejuicios, sin homofobias o  xenofobias o teratofobias: reconozcámosles paternidad y otorguémosles honesto beso sobre su frente ahíta de cicatrices y varicela, sobre sus miembros retorcidos de poliomielitis… en su sangre blanqueada por el VIH…
    Con el mismo orgullo y paso arrogante con que conducimos a la más bella de nuestra hijas al altar…
    Ebrios del mismo ahínco que nos constriñe como cerdos al el fango de los vicios…
    Con la misma entrega de la albura de la nieve sobre las costras de la Tierra…
    Seamos para con ellos causa de Andante Caballero: adarga de los expósitos y lisiados…

    3. En cuanto a nuestras más afortunadas criaturas,
    a la yerba verde sobre nuestro cutis de concreto,
    a la Runa del Alfa-Beto,
    al erótico dardo sobre la cristalina superficie que nos sitia, limita, y enjaula –fenoménicamente hablando-,
    al eructo y posterior carcajada dentro del reloj de arena,
    a la carmínea perífrasis sobre los párpados del discurso,
    al voluptuoso bostezo de la más bella prostituta,
    al Cantar de los Cantares a través de la jeringa con sedimentos de heroína, zambulléndose como gaviota en el azur de nuestras venas,
    y los triunfos pugilistas del árbol:  batallas frente a las eras del mundo,
    sus odas narradas en anillos
    (¡nudillos!),
    y sus galas pretéritas ya añejadas en corteza…
    …y el fuego que encendemos con ella en nuestros templos vacantes de Dioses…
    …Y el humo de cigarrillo que sube como implorante incienso a un cielo sin lengua…
    Y en fin, el almibarado racimo de Electras que a diferencia de los plañidos del Señor de los aqueos nosotros gustosamente sacrificamos al carnal apetito del Destino… ¿habremos entonces espacio al más roedor de los sentimientos?

    4. “Esclavos, no maldigamos la vida”, sin hurtar más rebanadas de un fruto podrido,
    de un huerto avasallado y más fraternal al  burdel, aunque llevemos encajado al talón el clavo oxidado de la “originalidad”.
    Antes bien, sea caverna interna que acoja nuestro descanso de murciélagos solipsistas, a fin de incubar bajo el calor de nuestras alas la próxima peste estética que asola el mundo,
    la siguiente extinción masiva,
    el Apocalipsis,
    u orgánica pastilla cebada con los ungüentos de Perséfone…
    Rechacemos tanto la ambiciosa precipitación como en sus incolegibles resultados, sin dejar de arrastrar el falo por el asfalto…

    5. Temblor antes que Tierra.
    ¡Pan, Pan, Pan, Pan, Pan, Pan!
    ¡El corazón pide Pan!
    ¡El hígado quiere Pan!
    ¡El sistema linfático añora Pan!
    ¡Y el sistema nervioso no admite más nutrientes sino Pan!
    ¡Y en medio de la sinapsis hay Pan!
    Con su flauta y cabras… ¡Y la sociedad de los hombres cae de hinojos ante un Pastor!
    Nuestro temblor con bolígrafo en mano ha de obedecer al Dios Pan, al narrar las voces de socorro sobre la Tierra;

    y la desfiguración sobre la cara de los Hombres
    en el discurrir de las Hormigas.

    6. Cielo y Nubes: el Busto de Isis.
    En semejantes Pezones hincamos los dientes.

    7. De la amada sobre el dorso, un Amor  
    enamorado, hiriólo saeta
    propia, curiosa  y en Divino Dolor
    de mundana carne, nave veleta:

    ¡Psiches, desesperada, Amor muerta
    eres!! De ponzoña y mortal influjo,
    Miedo, temblor y Dolor te sedujo
    el Amor: erguida natura yerta

    en brazos del Insomnio, ¡oh, reflujo,
    oh ya puerta! De Amor que comparece
    enamorado amante que sedujo

    al Alma que se oculta y resplandece.
    Eres, Amor, lo que a Paris condujo
    al Celo o la Sangre que enardece.

    8. Sea la sandalia de Empédocles la reliquia fundacional.
    La metaforización del clímax conceptual  que violente el cráneo de los simios inteligentes…
    Y surja la fórmula química del Vacío….
    Y la desnudez de la Nada…
    Y el Periférico de la Belleza alrededor de su cabeza plateada…


9. Finalmente, Artista:
a) No deberás macerar tu grano dorado bajo muelas de azogue;
b) ni ostentar desapercibida grisura por purpúreo manto;
c) u ofuscarte en el juego de “las escondidillas” mientras apuestas con “dados cargados”
Dios-Bestia.
Cielo-Tierra,
Palabra-Silencio.
Caminar en cuerda transversal.
Y si caes,
¡levántate!

 

Philippe
(México)
Participante
Convocatoria Permanente

*Detalle obra de Remedios Varo

One disease en una noche espeluznante

El colectivo One disease nos invitó a compartir del mejor de los sonidos locales en su fiesta de halloween. La noche del 1 de noviembre

Leer Más »

La dama tapada: una historia atemporal

No pocas veces un mito de la tradición oral ha sido llevado a la pantalla, sin embargo, La dama tapada le otorga una perspectiva diferente

Leer Más »
Remedios Varo

Ética para artistas

En fecundas y afortunadas ocasiones el artista deviene en su obra, y ésta, en concordancia con el momento meteórico de su eclosión, se erige ante

Leer Más »

Lágrima Seca

  Y aunque no quise el regreso, Siempre se vuelve al primer amor… Carlos Gardel   Me despertó paseando por mi sueño. Se dirigió a

Leer Más »

GRIETA

«Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como una ventana llena de sol» Se quedaba sola Granada. Y ella sin saberlo abrazaba

Leer Más »

Párame Bola 2018: el power musical ecuatoriano bajo el reflector

El Párame Bola en su segunda edición contó con una participación masiva. El público guayaquileño disfrutó de gastronomía, productos alternativos y la mejor música producida

Leer Más »